Secretaría de Cultura y Deporte

Teotenango

Exploración arqueológica

Esta zona de monumentos arqueológicos inició su exploración con la propuesta que hace en 1969 la arqueóloga Wanda Tomassi de Magreli para explorar un sitio arqueológico amurallado como una propuesta para desarrollarse con financiamiento del gobierno estatal. Esta propuesta fue retomado y dirigida por el Dr. Román Piña Chan, destacado arqueólogo mexicano, en 1970, dando origen al proyecto Teotenango.

Los trabajos de exploración arqueológica se llevaron a cabo desde el año de 1970 hasta 1975 como parte de un proyecto que habilitó parte de la antigua ciudad amurallada para la visita al público, creando además un museo para albergar la colección de vestigios arqueológicos recuperados en las diferentes temporadas de campo.

Importancia arqueológica

Toponimia

Esta zona arqueológica es un ejemplo relevante de un sitio en que se desarrolló la arquitectura defensiva ya que se encuentra protegida por un sistema de murallas que limitan el paso para protección de la ciudad, lo que contribuyó a darle nombre al sitio ya que los antiguos pobladores nahuas la llamaron “Teotenanco”; esta es una palabra formada por tres vocablos, el primero es Teotl que puede traducirse como dios, sagrado o divino. La segunda palabra “Tenamitl” que significa muralla y finalmente, la silaba “co” que corresponde a un indicativo de lugar. Al castellanizar la palabra Teutenanco, la sílaba “co” se convirtió en “go”. De esta manera, tomando en cuenta los tres términos, Teotenango puede traducirse como “En el lugar de la muralla sagrada” o “en el lugar de la muralla divina”.

Cronología y poblamiento

Esta zona arqueológica fue una de las ciudades prehispánicas más grandes del Valle de Toluca. Tiene antecedentes de población teotihuacana, que hacia los años 650-750 d.C. se establecieron en las cercanías de Teotenango; cerca de la ribera de la laguna Chignahuapan que se formaba en el lugar donde nace el Río Lerma.

Más tarde, hacia el año 900 d.C. se empieza a construir la ciudad en la cima del cerro Tetepetl, por un grupo de pobladores que han sido llamados “Teotenancas”, quienes construyen casas en el lado norte del cerro, establecen áreas habitacionales, temazcales y construcciones piramidales mismas que quedaron sepultadas por ocupaciones posteriores y que pueden ser vistas en áreas como el Juego de Pelota.

Entre los años 1162 a.C. al 1476 d.C. Teotenango se convirtió en uno de los asentamientos centrales del grupo Matlatzinca que llegó a este Valle como parte de las migraciones de pobladores del norte de México ocurridas durante el periodo conocido como “Epiclásico” después de que Teotihuacan dejara de ser la principal urbe de Mesoamérica.

Durante el tiempo en que los matlatzincas dominaron la ciudad de Teotenango realizaron construcciones importantes como un Juego de Pelota, fortificaron la ciudad con un sistema de murallas que rodeó la ciudad, principalmente hacia su lado poniente. El grupo matlatzinca se hizo del control del Valle de Toluca, estableciendo otras ciudades como Calixtlahuaca y llegando a territorios más lejanos hacia el sur del Estado de México en donde se han localizado evidencias arqueológicas de su presencia como en Valle de Bravo y San Miguel Ixtapan.

La abundancia de recursos lacustres en el Valle de Toluca, además de la ubicación estratégica para controlar el paso de ejércitos, mercancías y tributos propició que durante el reinado del tlatoani mexica Axayacatl, los mexicas tomaran control del Valle de Toluca. Después del sometimiento armado, expulsan a los grupos matlatzincas, iniciando de esta manera la última fase de ocupación de Teotenango; que duraría hasta la época colonial, con la fundación de la ciudad actual de Tenango del Valle. La villa colonial se fundó en la parte baja del cerro, en torno al manantial conocido como “San Pedro” otorgándole el nombre de “Villa de Teutenanco”, manteniendo la terminación fonética de la palabra como se habría oído en la lengua náhuatl, misma que sería más tarde cambiada a Teotenango.

A pesar de quedar abandonada la ciudad prehispánica, la población colonial mantuvo su importancia como una de las principales ciudades del Valle de Toluca, ya que de ella se escribió la “Relación de Teutenanco”, un documento detallado en el que se describen los recursos naturales, clima, población, etc., como un informe para el Rey de España. La ubicación de la antigua ciudad prehispánica se plasmó en un mapa que acompaña la relación, en el que se puede ver el cerro con la representación de la muralla que rodeaba la ciudad.

Este documento fue escrito en el año de 1580, fecha en que la antigua ciudad prehispánica ya estaría despoblada y se había construido la iglesia principal y algunas casas en el centro de la ciudad colonial.

Teotenango siguió presente en la historia de esta región, ya que durante la guerra de Independencia la zona arqueológica fue utilizada como campamento, donde se establecieron las tropas insurgentes al mando del General Ignacio López Rayón, quien hizo una histórica defensa de la Villa de Teutenanco derrotando al ejército realista, acción por la que se le da el título de Villa Heroica a la población de Tenango del Valle.

Descripción del sitio

La zona arqueológica cuenta con importantes vestigios arqueológicos como el relieve del Jaguar; único petrograbado de México que se ha identificado como la representación de un eclipse, donde un elemento solar es devorada por un jaguar, que en los mitos mesoamericanos es un monstruo terrestre que devora al sol. El suceso astronómico está acompañado por la fecha 2 conejo 9 casa; posible fecha del calendario prehispánico en que habría ocurrido un evento astronómico de tal relevancia que habría provocado la representación que se observa en este monolito.

La cancha del juego de pelota, es una de las estructuras de este tipo que se pueden visitar en el Estado de México, conserva la forma de una I con un pasillo largo terminado en dos corredores transversales. La cancha se encuentra en un nivel más bajo que el terreno aledaño por lo que se le conoce como una cancha hundida, esta característica y sus dimensiones la hacen muy similar a uno de los juegos de pelota de Xochicalco en el Estado de Morelos. Se conserva un marcador o aro de este juego de pelota, mismo que se resguarda en el museo de sitio.

La antigua ciudad de Teotenango fue construida mediante plataformas que se construyeron a diferentes alturas, creando plazas públicas en las que se construyeron edificios piramidales en los cuatro lados de las plazas. Estas estructuras piramidales se caracterizan por tener cuerpos escalonados con muros inclinados (talud) que se encuentran rematados por un muro vertical (tablero). Esta utilización de muros en tablero talud es una característica que se encuentra en gran número de zonas arqueológicas y se ha identificado como una influencia de la zona arqueológica de Teotihuacan.

En esta zona de monumentos, en la plaza de la serpiente, se exploró una unidad habitacional que por su ubicación dentro del área ceremonial de la antigua ciudad se considera como un área habitacional de personajes importantes dentro de Teotenango. Está formada por varios cuartos que tienen un fogón (tlecuil), además de otros cuartos interconectados entre sí mediante corredores y patios.

La estructura de la serpiente es uno de los edificios piramidales de mayores dimensiones en este lugar, tiene aproximadamente 120 metros de longitud en su eje mayor. En su base, junto a la escalinata de acceso se encuentra una figura tallada en piedra con la representación de una serpiente, lo que le da su nombre. Esta estructura se ha relacionado culturalmente con el dios Quetzalcoatl como elemento de fertilidad simbolizado por la serpiente, además de haberse tallado representaciones relacionadas con el planeta venus, símbolo de Quetzalcoatl, estas esculturas se encuentran en como parte de la exposición arqueológica del museo de sitio.

Vínculos culturales

El museo Arqueológico del Estado de México “Dr. Román Piña Chan” construido como parte del proyecto de investigación arqueológica resguarda la colección de objetos más importante de los matlatzincas, además de contar con acervo arqueológico que por su relevancia ha participado en exposiciones internacionales en museos de varios países europeos, además de Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Teotenango representa uno de los principales sitios arqueológicos de la cultura matlatzinca y forma parte del patrimonio cultural del Estado de México. Es la sede original donde se inició el Festival Cultural del Quinto Sol, que se celebra en el estado en coincidencia con el equinoccio de primavera y cada año, la zona arqueológica se convierte en la sede donde se realiza la clausura de este importante festival cultural del Estado de México.

Cómo llegar

El sitio arqueológico de Teotenango se encuentra en el municipio de Tenango del Valle, a 25 km al sur de la ciudad de Toluca, se localiza en el extremo oeste de la cabecera municipal, a una altura aproximada de 2,700 metros sobre el nivel del mar.

Teotenango se ubica sobre la meseta del Cerro Tetépetl. El asentamiento humano prehispánico ocupó únicamente el extremo oriental del cerro, (cerca de dos kilómetros cuadrados) acondicionando la superficie por medio de terrazas y rellenos artificiales para favorecer la construcción de edificios tanto ceremoniales como habitacionales.

 

 

Información general

Costo: Adultos $10.00, niños $5.00.
Días de visita: Martes a sábado de 9:00 a 17:00 horas y domingo de 10:00 a 15:00 horas.
Dirección: Dr. Román Piña Chan s/n,Tenango de Arista, C.P. 52300, Tenango del Valle, Estado de México.
Servicios: A la entrada se encuentra el Museo Arqueológico del Estado de México “Dr. Román Piña Chan”. Cuenta con sanitarios, visitas guiadas y venta de folletos.
Informes: Subdirección de Rescate y Conservación (Dentro del Centro Cultural Mexiquense).
Teléfono: 722 144 13 44
Correo electrónico: scsdirconyres@edomex.gob.mx